Blog

Aduanas: DUCA (Declaración Única Centroamericana), desafíos, desaciertos y retos hacia 2019-2020

Comercio Regional

EL 7 de mayo de 2019 entró en vigencia en toda Centroamérica, la declaración DUCA (Declaración Única Centroamericana), con el objetivo de agilizar el comercio en la región (Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, Costa Rica, Panamá).  La DUCA surge en sustitución del Formulario Aduanero Único Centroamericano (FAUCA), la declaración única para el Transporte Internacional Terrestre (DUT), la declaración de Mercancías Nacionales (DUA o DM).  Todo ello, por iniciativa de la Unión Europea, y el acuerdo ADA – Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, firmado en 2012.

 

La DUCA tiene tres modalidades:

 

La DUCA-F se deberá emplear para el comercio de mercancías originarias de la región centroamericana.

 

La DUCA-D se deberá emplear para la importación o exportación de mercancías con terceros países fuera de la región centroamericana.

 

La DUCA-T se debe emplear para el traslado de mercancías bajo el régimen de tránsito internacional terrestre.

Implementación

Desde el inicio de su implementación, se presentaron algunos inconvenientes, entre ellos la paralización de mercancía hasta por el orden de los aprox. US$145 millones de dólares en todo Centroamérica, debido a varios factores técnicos y fallos del software, tales como falta de rutas de tránsito de mercancía y ausencia de puntos fronterizos de aduana en la plataforma, además de generarse continuamente leyendas de “error” y de autorizaciones rechazadas; los teléfonos o canales de asistencia al transportista y comerciante fueron inexistentes, o presentaron deficiencias.

 

Por todo ello, SIECA (la Secretaría de Integración Económica Centroamericana), puso a andar un plan de contingencia, con el objeto de no paralizar el traspaso aduanero de mercancías, que consistió, entre otros mecanismos, en el llenado manual del formulario DUCA, retrasándose los procesos logísticos de aduana, especialmente en las aduanas terrestres, aunque con cierto éxito en los pasos aduaneros del transporte aéreo.

Lecciones aprendidas del proceso

El Plan de implementación de la DUCA debió conllevar diversos procesos previos, tales como amplia capacitación a agencias aduaneras y al público en general, plan piloto o fase de prueba de implementación mediante ensayos previos, elaboración de un plan de contingencia planificado, en caso de fallos; el establecimiento de un lapso de tiempo previo a su implementación, en el que coexistieran el sistema anterior y el nuevo sistema, de tal modo que las declaraciones bajo el sistema anterior aún estuvieran vigentes; es decir la DUCA debió entrar en vigencia escalonadamente.

 

En otras palabras, su implementación debió haber sido gradual, en un período de unas semanas, y de esta manera tener oportunidad de corregir fallos parcialmente, sin que se paralizara el comercio en la región.

Unión Aduanera Europea como ejemplo de unión aduanera intrarregional

La Unión Aduanera Europea, de donde provino la iniciativa de la DUCA, no se hizo en un día.

 

La modernización de la unión aduanera europea sin soporte de papel, inició en 2003.  Hoy por hoy, en la Unión Aduanera Europea, más del 98 % de las declaraciones de aduanas se realizan por medios electrónicos. Sin embargo, el proceso de modernización tomó tiempo y ha sido muy bien planificado.

 

La gestión aduanera europea se rige por el Código Aduanero de la Unión (antiguo Código Aduanero Comunitario), que es aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea. A medida que van apareciendo nuevos procesos y desafíos, la Comisión Europea y las autoridades aduaneras nacionales colaboran para revisar los distintos procedimientos de aplicación del Código. Se trata de varias fases exhaustivas de revisión, planes piloto, fases de prueba, implementación gradual, previos a la implementación final de un proyecto.

Conclusión

Por tanto, no basta sólo la DUCA (Declaración Única Centroamericana), se requiere una estructura global de unificación entre los países de la región, entre los gobiernos, para que fluya la comunicación, la capacitación, la implementación gradual de fases técnicas. En la región centroamericana existe aún muchos desafíos de esta naturaleza, y la DUCA apenas es uno de ellos.

 

Lo que pasó en Centroamérica, con la DUCA y sus iniciales desaciertos de ejecución, es reflejo de nuestra región, de nuestras inconsistencias de unidad. No obstante, el paso fue muy importante, es valuable haber iniciado, en tanto existe oportunidades de mejora continua. Y esperemos que las siguientes fases de esta unión aduanera centroamericana sean más certeras y con pasos más firmes.

 
 

Quienes Somos